miércoles, 17 de marzo de 2010

EL HOMBRE CASADO ES DOBLEMENTE BENDECIDO POR DIOS

Fragmento de El ZOHAR



Traducción del hebreo: L. Montblanch



Rabí Simeón iba de viaje hacia Tiberiades y con él estaban Rabí Yosé, Rabí Yehuda y Rabí Jiya. Vieron a Rabí Pinjas que venía hacia ellos. Una vez juntos, descendieron de su asnos y se sentaron bajo uno de los árboles de la montaña.

Dijo Rabí Pinjas: ahora que nos hemos sentado oigamos alguna de las cosas sublimes que sueles decir. Abrió Rabí Simeón y dijo: Y dirigió sus viajes desde el Neguev hacia Bet-El y Haia (Gen. XIII,3). En "Y dirigió sus viajes", emplea el plural mientras que se hubiera debido decir "su viaje". No obstante, son dos viajes, (1) uno el suyo y el otro el de la Shejiná. En verdad todo hombre ha de hallarse como macho y hembra (2) para ser fuerte en la fe (3) y entonces la Shejiná ya nunca se apartará de él.

Y si dijeses que aquel que sale de viaje, no se encuentra como macho y hembra (4), apartándose la Shejiná de él. Ven y ve: aquel que va a hacer un viaje hará su plegaria (5) ante el Santo, bendito sea, para atraer sobre él la presencia (Shejiná) de su Maestro (6) antes de ponerse en camino, mientras aún se halla como macho y hembra (7).

Una vez que haya hecho su plegaria y su alabanza y que la Shejiná resida en él, (8) saldrá. Pues verdaderamente la Shejiná se ha unido a él para que sea macho y hembra (9). Macho y hembra en la ciudad, (10) es decir, en su casa, macho y hembra en el campo, (11) mientras está de viaje. Esto es lo que está escrito: La justicia irá ante él, (12) es decir, la Shejiná, que es llamada justicia y entonces pondrá en camino sus pasos (Sal. LXXXV, 14).

Ven y ve: mientras un hombre está de viaje es necesario que ponga cuidado en sus acciones (13) a fin de no pecar y que su compañera celeste, (14) es decir, la Shejiná, no se separe de él y quede incompleto, o sea, sin unión con la hembra. Si en la ciudad tiene que poner cuidado en sus acciones, cuando su mujer está con él, (15) con más razón cuando está de viaje, cuando su compañera celeste, o sea la Shejiná, está unida a él.(16) Y dado que además le guarda en su viaje y no le abandona hasta que vuelve a casa. Por esto es cierto que debe poner cuidado en sus acciones a fin de no quedarse incompleto si se separase la Shejiná de él.

Cuando vuelve a su casa debe regocijar a su mujer (18) ya que es ella la que le ha proporcionado esta compañera celeste. (19) Teniendo en cuenta que por medio de la plegaria del viaje que ha rezado en su casa mientras estaba completo (pues se encontraba como macho y hembra) ha merecido la compañera celeste para el viaje, es pues, verdad que su mujer le ha proporcionado la compañera celeste para el viaje, es decir, la presencia de la Shejiná. Cuando vuelve junto a su mujer debe alegrarla por dos razones. Primero por que el placer de la unión sexual es el placer de una prescripción (mitzva) y el placer de una prescripción es el placer de la Shejiná. (20) Además generalmente multiplica la paz abajo.(21) Es lo que dice la Escritura: Y sabrás que tu tienda está en paz y visitarás tu morada y no pecarás. (Job V, 24).

Se pregunta: ¿porqué es un pecado no visitar a su mujer, tal como indica la Escritura? Y la respuesta es que es cierto que peca porque disminuye la gloria de la compañera celeste, o sea, de la Shejiná que está unida a él en el viaje y que su mujer le había proporcionado. (22) Y si él no está agradecido a su mujer, verdaderamente pone de manifiesto que la compañera celeste no tiene importancia para él con lo que disminuye su gloria.

Y en segundo lugar, si su mujer queda embarazada la por esta unión, ciertamente compañera celeste derrama en ella un alma santa (23) ya que a esta alianza de la compañera celeste que da el alma se la llama Alianza del Santo, bendito sea, (24) pues en esta visita que hace a su mujer, da lugar a la unión del Santo, bendito sea, con la Shejiná.

Por esto es necesario tender a este placer al igual que se tiende al placer del Shabat, que es la unión de los Sabios; (25) indica que la santificación de este unión a su regreso del viaje es semejante a la santificación de la unió de la noche del Shabat.

Por eso dice la Escritura: Y sabrás que tu tienda está en paz (Job, V, 24) ya que ciertamente la Shejiná viene contigo y reside en tu casa. Y por ello visitarás tu morada y no pecarás. ¿Cuál es la explicación de "no pecarás"? (26) Se refiere a realizar el acto conyugal ante la Shejiná, que es el placer de una prescripción; es como si dijese que no impedirás la unión del Santo, bendito sea, con su Shejiná para que pueda derramar un alma, lo cual sería un gran pecado.

Así, cuando los discípulos de los Sabios se separan de su mujer durante los días de la semana con el fin de dedicarse a la Torá, la compañera celeste cohabita con ellos y la Shejiná no se separa de ellos para que sean macho y hembra. (27) Cuando llega el Shabat es necesario que alegren a su mujer para honrar a la compañera celeste (28) ya que de este modo dan lugar a que la compañera celeste derrame almas, como ya hemos dicho, y deben orientar su corazón según el querer de su Maestro.

Del mismo modo, si su mujer se encuentra en los días de impureza y observa el mandamiento de separación como conviene, (29) la compañera celeste se une con él, para que sea macho y hembra. Cuando su mujer está purificada, tiene que alegrarla con la alegría del mandamiento que es la alegría celeste.

Todos los consejos que hemos dado proceden de un mismo nivel. (30) Lo esencial del discurso es que todos aquellos que son hombres de fe (31) deben orientar su corazón y su voluntad en esto. (32)

Y si dijeses: si es así es preferible que el hombre salga de viaje a que se quede en casa (33) porque entonces la compañera celeste está unida a él, ven y ve: mientras el hombre está en su casa, la base de su casa es su mujer, tal como lo hemos señalado. (34) Así, está escrito: E Isaac la condujo (a Rebeca) a la tienda de Sara, su madre (35) (Gen. XXIV, 67) pues una vela volvió y se encendió como había ocurrido en el tiempo de Sara su madre por que vino la Shejiná a la casa (36) por el mérito de Rebeca. Ciertamente la Shejiná reside en la casa gracias a su mujer.

El secreto de esto es que la madre de arriba, (37) o sea, Biná, no se encuentra junto al macho, (38) es decir, la Cara Corta, sino en el momento en el que la casa está preparada y el macho va junto a su hembra y se unen en uno. (39) Entonces la madre de arriba derrama bendiciones (40) para bendecirlos. Del mismo modo, la madre de abajo, o sea la Shejiná, no se encuentra junto al macho, o sea, el hombre de abajo, sino en el momento en que la casa está preparada (41) y el macho va junto a su hembra y se unen en uno. Entonces la madre de abajo derrama bendiciones para bendecirlos.

Y por lo tanto, el varón está rodeado en su casa por dos hembras, (42) a imagen de lo alto. (43) Y este es el secreto del versículo: Hasta el deseo de las colinas del mundo (Gen. XLIX, 26). Este "hasta" (44) es el deseo de "las colinas del mundo" por él, (45) las cuales son las dos hembras, llamadas "colinas del mundo". La hembra celeste, que es Biná, para prepararlo, coronarlo y bendecirlo;(46) la hembra de abajo, la Shejiná, para unirse con él (47) y alimentarse de él. (48) Y así, abajo, cuando el varón está casado, "el deseo de las colinas del mundo" está con él y él está rodeado por las dos hembras llamadas "colinas del mundo", una la celeste, es decir, la Shejiná y la otra la de abajo, es decir, su mujer. La celeste para derramar sobre él las bendiciones (49) y la de abajo para alimentarse de él (50) y unirse a él. (51) Y el hombre, en su casa, tiene junto a él "el deseo de las colinas del mundo" y está rodeado por ellas. Cuando sale de viaje ya no es así; la madre celeste es decir la Shejiná, está unida a él mientras está de viaje pero la de abajo se queda (52) en la casa. Cuando regresa a su casa debe rodearse de las dos hembras, tal como hemos dicho (53).



_____________

N. de T.: Este fragmento procede del Zohar, vol.I,fols.49b y 50a. La traducción se ha llevado a cabo a partir del texto hebreo de Rabí Tishby (Mishnat haZohar, vol.II, pags. 643 a 645) aunque lo hemos contrastado con el texto de Rabí Ashlag, cuyos comentarios aparecen en negrita. Las notas de Rabí Tishby se indican a pie de página; sólo se han considerado aquellas que no son repetitivas respecto a la glosa de R.Ashlag .

(1) La Shejiná viajaba con Abraham y por eso emplea el plural, como si hubieran efectuado dos viajes en uno solo.

(2) Estar viviendo con una mujer.

(3) Para aumentar la fuerza del conjunto de las sefirot y, particularmente, de la Shejiná, pues la compañera del hombre ayuda a la compañera celeste.

(4) Pues viaja sin su mujer.

(5) La plegaria del viaje.

(6) Por medio de la plegaria del viaje incita a la Shejiná a que se una con él.

(7) Sobre él para decir la plegaria antes de salir de viaje, cuando él está todavía con su mujer y la Shejiná está entre ellos dos.

(8) Para acompañarlo.

(9) El macho que va de viaje y la Shejiná.

(10) El hombre y la mujer.

(11) El hombre y la Shejiná.

(12) La "justicia" simboliza a la Shejiná, la medida del rigor.

(13) Para ser cuidadoso en el cumplimiento de los preceptos.

(14) La Shejiná, hija de la unión de arriba.

(15) Aunque resida con su mujer, es necesario que guarde sus actos para que la Shejiná no se separe de él.

(16) La Shejiná está unida a él en lugar de su mujer.

(17) La conservación de la unión con la Shejiná también va en provecho del que viaja pues ella le protege de los accidentes.

(18) Por la unión sexual.

(19) La Shejiná le acompaña por que está casado.

(20) Esta unión conyugal, al regreso del marido de viaje, no es una opción sino un mandamiento y también la ayuda para la unión de la Shejiná a lo alto, y la alegra.

(21) Asegura la paz de la casa por la satisfacción de las necesidades de su mujer.

(22) Al impedir la unión sexual de su mujer ofende a la Shejiná que se había unido a él para el viaje gracias a su mujer.

(23) La Shejiná derrama sobre el embrión un alma santa, regocijada por su unión con Tiferet. Y esto no ocurre con los demás embarazos procedentes de las uniones en otro día cualquiera que no sea sábado, ya que las almas atraídas por ellas son inferiores en dignidad.

(24) En esta unión se hace la alianza del hombre a semejanza de la de Yesod, la alianza del Santo bendito sea.

(25) Tender a la unión celeste, como en la noche del sábado, la única fecha para la unión de los Sabios por que ese es el momento adecuado para la unión del macho y la hembra de las sefirot.

(26) No corromperás el momento de cumplir el deber marital por tu unión ante la Shejiná.

(27) Pues estará con la mujer divina en lugar de con su mujer.

(28) Glorificar a la Shejiná por la unión sexual la ayuda en lo alto.

(29) Se guarda de todo contacto con ella durante sus días de aislamiento.

(30) Todos los sentidos para la elevación de la unión sexual que hemos explicado respecto a la alegría del precepto después del viaje, se aplican también as la unión sexual de la noche del sábado y después de los días de impureza de la mujer.

(31) A la unión celeste.

(33) Es preferible que el hombre salga de viaje fuera de su casa pues entonces, ciertamente la Shejiná está unida a él en lugar de su mujer.

(34) Gracias a su mujer también reside la Shejiná con él y por eso la estancia en casa es preferible.

(35) En el Bereshit Rabbá al final del capítulo 60, se explica este versículo. Durante la vida de Sara había una vela encendida desde una noche del sábado a la siguiente. Cuando murió, cesó la luz de la vela durante los días de la semana pero con la entrada de Rebeca se restauró la luz.

(36) A causa de la muerte de Sara, la mujer de la casa, se retira la Shejiná, simbolizada por la luz de la vela.

(37) Biná, madre de las sefirot inferiores a partir de Jesed.

(38) Ella no reside con Tiferet.

(39) Que prepara las sefirot inferiores fuerza y vínculo por la copulación de Tiferet con la Shejiná.

(40) Otorga la abundancia.

(41) Que despose una mujer y establezca una casa, como es debido.

(42) De su mujer y la Shejiná.

(43) Como el macho d arriba, Tiferet, unido con Biná y la Shejiná.

(44) Tiferet, llamado ED porque es el punto de unión de las sefirot, pues todas se juntan (mitvaEDot) en él.

(45) Biná y la Shejiná, llamadas "colinas del mundo"; Biná es la colina que se alza por encima del mundo de las sefirot inferiores y Malkut la que está por encima del mundo de los ídolos. Las dos desean unirse con Tiferet.

(46) Por la bajada de la emanación (o abundancia) hacia Tiferet.

(47) En la unión conyugal.

(48) Para recibir la emanación (o abundancia) para su subsistencia y para la subsistencia de los mundos.

(49) La Shejiná le otorga abundancia.

(50) Para recibir de él su manutención.

(51) En la unión conyugal.

(52) Su mujer se queda y por eso, a causa del viaje, rompe la unión con una de las dos hembras.

(53) Para copular con su mujer y recibir la emanación (o abundancia) de la Shejiná.

1 comentario:

Bruno Faustino dijo...

No creo en la literalidad de interpretación, sea del Zohar, sea de la Torah.
'Hombre' y 'Mujer' son conceptos, asi tanbien como 'Diós' y su 'Shejina', presença en 'Israel'.
Como sepas, malchut es tanbien, o está en la origen de la transitoriedad - nacimiento y muerte - 'esto' y 'aquello'. Zeh, en hebreo 'esto', es una alusión a malchut (Zohar, Parashat Eikev, Mishneh 2:19), cuyos piés 'descienden hasta la muerte' (Prov. 5:5). 'Esto' y 'aquello' es, tanbien como en 2Cor. 3:6 que dije que 'la letra mata, pero el Espíritu da Vida'. Acerca de la hermeneutica, leer tanbien Talmud Eruvim.